jueves, 6 de septiembre de 2018

Masaje y ejercicios para encajar el bebé. EL YOGA EN EL EMBARAZO. Beneficios en el embarazo y durante el parto


Masaje y ejercicios para encajar el bebe. EL Yoga en el embarazo. Beneficios en el embarazo y durante el parto. 

Masaje y ejercicios para encajar el bebé.




El yoga mejora los problemas que aparecen con el embarazo en:

Circulación: estimula la circulación sanguínea.
Cistitis: Relaja los músculos disminuyendo la tensión.
Mejor funcionamiento de los órganos reproductores.
Mejora la diabetes
Dolores de sacroilíaco, ciática y abdominal
Disminuir síntomas de ahogo o asfixia
Mejora el edema
Baja la tensión
Facilita el sueño
Disminuye y elimina los dolores lumbares
Disminuye los síntomas de náuseas y vómitos
Pérdida de peso
Evita la aparición de varices
Limpieza de las fosas nasales con la respiración alterna, al finalizar un resfriado
Disminuye los síntomas de mareos e hipotensión a largo plazo
Prevención del prolapso vaginal
Ayuda a mantener unida la cervix que está suelta
Facilita el parto, ya que la embarazada está más relajada, concentrada en los músculos que participan en el mismo.

Por otro lado, una mujer que practica yoga y tiene sangrado, debe dejar de practicarlo y consultarlo con su médico o comadrona. Aunque es normal el sangrado un poquito en algunas mujeres durante el embarazo, lo mejor es consultarlo con su médico y que el le de la autorización para practicarlo. Pero con el sangrado se debe evitar la postura en cuclillas. Siempre se puede llevar a cabo ejercicios de respiración y relajación.

Es indispensable el descanso adecuado en las mujeres embarazadas, ya que gran parte de su energía vital se destina para el feto. El descanso a media tarde es esencial, y dos minisiestas a lo largo de la mañana y de la tarde pueden se definitivas. A parte el descanso por la noche, que aunque no se pueda dormir es indispensable permanecer en relajación. Si se trabaja a tiempo parcial es vital encontar un momento y lugar para el descanso.Es fundamental el descanso ya que una mujer embarazada al estar mucho tiempo de pie las curvas vertebrales se van comprimiendo. Al descansar, dormir o en la practica de yoga los discos invertebrales adquieren más elasticidad, los músculos vertebrales se relajan, las curvas de la espalda se abren y la columna se alarga, creándose más espacio para las terminaciones nerviosas que salen de la médula espinal.

Por otro lado el Yoga permite la tonificación de los músculos del suelo pélvico, columna, abdominales, espalda. Permite la comunicación con el feto, sentir la transformación del cuerpo, expansión de la caja torácica, la relajación y la concentración. El yoga permite conocer los músculos, esfínteres y órganos que intervienen en el parto, el control de estos y la relajación mental para facilitarlo. El yoga permitirá en definitiva la potenciación del parto y el alivio del dolor.
Ademas permite conseguir una vivencia consciente y sin miedo del parto, orientar hacia una paternidad- maternidad plena y responsable, reconocer los cambios físicos, psicológicos y emocionales que se producen durante el embarazo, favorecer la recuperación postparto y conseguir la autonomía del control corporal y mental.

Los masajes:
En primer lugar el masaje profesional solo es recomendable según médico o comadrona. Si no es profesional, los movimientos serán muy sutiles y en zonas que no comporten riesgo para el embarazo y siempre respetando la normativa de contraindicaciones y prohibiciones para realizarlo. Por tanto, serán masajes sutiles y delicados, y se podrán realizar todos los siguientes (cuando el embarazo sea normal sin complicaciones y no se harán si la comadrona no lo aconseja) excepto el masaje de piés en sus zonas reflejas:
El masaje será superficial y no profundo en el abdomen en todas las etapas del embarazo. En el tercer trimestre es cuando es más recomendable. Su duración será de una hora más o menos y en posición que sea más recomendable para cada tipo de masaje.

Los masajes recomendables son:
Masaje de pies: en las playas y los bordes de los piés, desde el talón hasta los dedos. Se hará firme para evitar cosquilleos. 
Masaje en las sienes: ojos cerrados de la embarazada y se realiza un suave masaje de espaldas al masajeador.
Masaje para aliviar el dolor lumbar: de lado se coloca la palma de la mano en el coxis y se hacen masajes circulares. Luego desde la rodilla hasta las nalgas pasando por los muslos.
Masaje para el síndrome del túnel carpiano: masaje en posición descendente con los dedos pulgares desde los distintos segmentos de la muñeca hacia abajo.

Una buena técnica es la relajación con visualización en la cual la madre entra en la misma frecuencia que el futuro bebé (ondas theta). Es decir, es una manera de comunicarse con el, la madre y el niño. Las emociones e incluso los pensamientos afectan el bebé, ya que los pensamientos y emociones hacen liberar hormonas y neurotransmisores a la sangre de la madre y de esta al cerebro del niño.


MASAJES ESPECIALES
Masaje para ayudar a encajar al Bebé
Utiliza la postura que muestra la figura inferior durante 10 minutos cada vez, varias veces al día. Ayudará a que el bebé se dé la vuelta y a evitar que se encaje de nalgas. Mientras estás en esa postura, date un masaje suave en el vientre con las manos, describiendo círculos en la dirección en la que la comadrona piense que es más probable que el bebé pueda girar. Esto puede llevar tiempo. Empieza en la semana 35 y continúa hasta que se inicie el parto.


Haz una pila con dos o tres almohadones grandes. Siéntate en el centro con los pies apoyados en el suelo y las rodillas flexionadas. Luego, deslízate hacia debajo de modo que las caderas queden más altas que la cabeza. Masajea tu vientre en esta posición con suavidad por un lapso de diez minutos varias veces al día. IMPORTANTE. Una vez que el bebé se haya dado la vuelta, deja de practicar esta postura y practica la postura en cuclillas para potenciar el encaje de la cabeza.
.
POSTURA DE CUCLILLAS



POSTURA DE RODILLAS AL PECHO


La postura de la rodilla al pecho también puedes practicarla varias veces al día, ya que sus efectos son similares



Otros
Andar una hora diaria contribuirá también al descenso de la cabeza del bebé –que es la parte más pesada de su cuerpo- en la dirección de la fuerza de la gravedad. Los conflictos emocionales o la ansiedad con respecto al parto son factores que contribuyen a la posición de nalgas del bebé.

PRECAUCIÓN: Si el bebé esta de nalgas en la semana 35, evita ponerte en cuclillas hasta que se dé la vuelta, ya que podrías contribuir a que se encaje de nalgas. De cualquier manera, si la cabeza desciende practica la postura en cuclillas.


Si te gustó este artículo suscríbete a mi blog y recibe otros artículos como este de manera gratuita a  tu correo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Retiro vacacional en agosto

Próximamente Retiro Vacacional