Recomendaciones para patologías nerviosas como ansiedad, estrés, nerviosismo e insomnio

RECOMENDACIONES PARA TRASTORNOS NERVIOSOS: ANSIEDAD-ANGUSTIA. ESTRÉS. HIPERACTIVIDAD NERVIOSA. INSOMNIO. INTRANQUILIDAD.

Algunos consejos para dolencias nerviosas                                                                   





Los paseos al aire libre son siempre aconsejables en personas que padecen estrés y cansancio físico. Estos deben ser realizados de forma diaria y un mínimo de 1 hora.

El descanso nocturno es importante para que el organismo se recupere tanto física como mentalmente. Este no debe ser inferior a 8 horas en la noche.

La alimentación adecuada rica en vitaminas y minerales apropiados, es un punto importante para solucionar el problema. Debemos respetar la dieta. Los horarios de las comidas deben ser llevados rigurosamente. Comer a nuestras horas y sobre todo no saltarse ninguna comida en el día.

Debemos eludir en lo posible los ambientes muy ruidosos. El exceso de ruido estimula negativamente el sistema nervioso. El escuchar música relajante siempre nos ayudará.

Un buen consejo es quitarse el reloj y descolgar el teléfono en nuestros días libres.

La evacuación diaria es importante, con ello mantendremos nuestro organismo limpio de toxinas y le ayudaremos a defenderse. Si hubiera problemas en este sentido se deberá acudir a laxantes suaves naturales.

Evitar en la medida de lo posible las discusiones y alteraciones del sistema nervioso.

Oblígate a tener al menos unas horas a la semana para ti. En ellas debes intentar desconectar de tú vida y tus obligaciones diarias totalmente. Leer, cine, pintura, deporte, son buenas opciones.

Hablar de sus sensaciones y temores es importante, ayudará a llevarlos mejor. Si desea llorar, hágalo sin miedo; es una forma de desahogarse que no debe ser evitada.

 Haga curas de desintoxicación con el fin de proporcionar al organismo la suficiente fuerza y vitalidad para recuperarse lo antes posible.

En caso de padecer Insomnio. Puesto que el silencio es importante para conciliar el sueño, poner tapones en los oídos, ayudará a conseguirlo. Es importante llegar a la cama con la intención firme de olvidarnos de nuestros problemas. En muchas ocasiones ellos nos desvelan.

Si está tomando algún tipo de medicación, revise sus efectos secundarios. Algunos medicamentos, alteran considerablemente el sueño. Cuidado con los fármacos inductores del sueño. Estos en su gran mayoría crean dependencia y la persona necesita cada vez una dosis mayor para lograr dormir.

Evite los campos electromagnéticos. Es necesario verificar que la cama no coincida con una corriente subterránea o un fuerte campo electromagnético, ya que puede que esta situación le esté alterando el sueño. Tampoco es recomendable que el dormitorio quede arriba de un garaje, taller o empresa que tenga máquinas eléctricas, un transformador o existe una línea de alta tensión cerca de casa, ya que esto también alterará el sueño.

Evitar tomar mucho líquido justo antes de dormir. Si se bebe mucho líquido antes de ir a la cama, se tendrá que ir al sanitario más tarde en la noche, lo cual pudiera ocasionarle un insomnio.

Tener una atmósfera cómoda en el dormitorio. Se recomienda decorar el cuarto con los colores favoritos, aislarlo de los ruidos e instalar cortinas oscuras que bloqueen el paso de la luz. Igualmente, necesario es una cama cómoda y almohadas de un tamaño adecuado. Usar ropa de dormir holgada. Es importante usar ropa holgada y a una temperatura ambiental agradable.

Cerciorarse que se ha tapado algún reloj que esté ubicado en la mesita de noches. Aprender y practicar técnicas de relajación o meditación.

Es necesario reducir la tensión para poder dormir profundamente. Las técnicas de relajación (yoga, respiración profunda, entre otros) pueden ayudar en este objetivo. Es aconsejable practicarlo durante el día para que sea fácil hacerlo antes de irse a dormir.

El uso de música relajante (como una cascada, el oleaje en la playa o la lluvia en un bosque) y los pensamientos e imágenes placenteros resultan también conveniente.

Es importante considerar que un ambiente limpio, bien ventilado, cama limpia y cómoda, así como una temperatura adecuada, nos ayudarán a conciliar el sueño.

Un buen baño o ducha relajante antes de acostarse en la noche, puede ayudar y mucho en estos casos.
Es necesario acostarse cansado; si cree que no lo está, puede practicar algún deporte antes de acostarse, por ejemplo bicicleta o caminar en cinta.

Si te gustó este artículo puedes suscribirte a este blog gratuitamente y recibirás en tu correo: ¨REMEDIOS NATURALES PARA ESTAS DOLENCIAS NERVIOSAS¨ totalmente gratis. Subscribete a KANGI YOGA by Email

Comentarios

Entradas populares